top of page
Buscar

La historia de cuando Gaby y su nana cambiaron la historia.


Un día como hoy pero de 1947, nació en la Ciudad de México, Gabriela Brimmer Dlugacz, una activista por los derechos de las personas con discapacidad, escritora y fundadora de la Asociación por los Derechos de las Personas con Alteraciones Motoras (ADEPAM). En 1995 recibió la Medalla al Mérito Ciudadano y en 2000, tras su fallecimiento, el entonces presidente de México, instituyó el Premio Nacional de Rehabilitación que lleva su nombre.


​ Fue una niña de finos rasgos, con parálisis cerebral de origen perinatal (PC), motivo por el cual sobrellevó la tetraplejía. Sus padres austriacos eran refugiados judíos que escapaban del nazismo.Recién nacida, a su llegada a su casa su hermano de dos años junto a su madre presenciaron una convulsión que delataría la condición de vida de la bebé. Durante sus primeros años Gaby se arrastró y la familia solo llegó a entenderla en lo básico.



Cuando cumplió cinco años sus padres contrataron como sirvienta a Florencia Sánchez Morales, una mujer indígena que no sabía leer ni escribir. La sensibilidad de la recién llegada fue lo que le permitió ser la primera persona que supo comunicarse bien con Gaby. Empezó a escribir con la única extremidad que podía mover, un dedo de su pie izquierdo; conforme la niña aprendió a leer, al ayudarla, Florencia también lo hizo, convirtiéndose en su entrañable nana de por vida.


Gabriela fue de las primeras PCD que cuestionaron la segregación de la “integración” de los centros de educación “especial”; ninguna persona (antes de ella en México) con discapacidad había dejado un centro especializado para llegar a la educación superior convencional.


Enfrentó los rumores sobre que Florencia hacía sus trabajos de estudio y posteriormente luchó para ser admitida en la universidad, ingresando a las carreras de sociología y periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).


Fue poetiza y escribió libros, fundando una organización para la defensa de las personas con discapacidad. Brindó conferencias en las que Florencia habló por ella al interpretar su pensar. De igual forma su nana aprendió a manejar auto para servir a Gaby, a quien se entregó abnegadamente. Con los años, y después de decepciones amorosas, Gabriela adoptó una niña a quien llamó Alma Florencia.


Ya a finales de los años ochenta Gabriela perdió la movilidad de su pie izquierdo, pero siguió expresando sus ideas por medio de su nana que ahora manejaba las primeras computadoras comerciales: -"Soy una mujer alegre, sociable, muy creyente en las causas nobles de la humanidad. Soy apolítica y no estoy con ningún partido político en especial, aunque me gusta saber de todo un poco, me encanta estar en contacto con la naturaleza, amo la música y el cine. Me da mucha tristeza ver cómo el hombre es el peor enemigo del hombre mismo, eso lo digo por todo lo que está pasando en Chiapas"- escribieron.


En 1987 se estrena la película “Gaby, una historia verdadera. Gaby, a True Story” film que nomina al Oscar como Mejor Actriz de Reparto a la artista argentina Norma Aleandro, quien representa a la nana Florencia. En ese entonces la misma intérprete como Raquel Levin, quien actúa como Gaby, son nominadas a los Globos de Oro.


Siempre en ciudad de México, la laureada Gabriela Brimmer fallece el 3 de enero del año 2000 debido a un paro cardiaco. Tras su fallecimiento se instauró en su país el Premio Nacional de Rehabilitación. A pesar de no poder expresarse ni mover nada más que el pie izquierdo, logró una vida digna y con muchos propósitos; logrando hacerlo gracias a su nana indígena Florencia Sánchez Morales, quien logró comprender y encausar el potencial de una mujer excepcional. Sin duda un par de personajes con su consciencia despierta, cuyo ejemplo inspira a despertar la propia y la de los suyos.

52 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page